Orientación psicológica

Como psicóloga que a su vez, ha recibido terapia psicológica (¡y cuánto ha hecho por mí!), soy consciente de que muchas veces no nos atrevemos a dar el paso. También me pasó a mí. Tuve que vivir una fuerte crisis personal para envalentonarme. Y menos mal que lo hice. No sería la misma persona ni estaría aquí escribiéndote estas palabras.

También sé que puede resultar más fácil y accesible a nivel económico una orientación puntual. Seré muy honesta: el alcance siempre será mucho menor que el de una terapia continuada, pero puede ser una gran puerta de entrada o incluso suficiente para quien no tiene demasiada necesidad o siente que no es el momento de comprometerse a largo plazo.

Para que te hagas una idea, aquí te muestro algunas diferencias existentes entre una terapia psicológica y una orientación puntual, como la que te ofrezco:

 

 

 

mujeres-mediana-edad

¿Cómo sé si me puede venir bien?

  • Si lo que tengo es una duda concreta y puntual.
  • Si siento que no me puedo comprometer con una terapia durante meses.
  • Si mis bolsillos no están preparados para una inversión mayor.
  • Si quiero recibir una respuesta escrita, completamente personalizada y basada en preguntas que me inviten a reflexionar.

 

¿Te animas?

¡Estoy aquí para ti!

Recibir orientación psicológica

Añadir un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios