Ruptura de pareja

¿Te han dejado recientemente? O puede que seas tú quien han dejado; de alguna manera, has llegado hasta aquí. ¿Mera curiosidad? Tú decides.

Una ruptura de pareja es como un duelo, al fin y al cabo, has perdido a alguien (que quizá no tenía que estar en tu vida, si nos ponemos filosóficas). Y como buen duelo, aunque a veces dura más y otras menos, y no tenemos porqué pasar por todas las fases, siempre se acaba por aceptar dicha pérdida.

Es doloroso, eso es evidente. Y esto es así porque termina -a veces de una forma imprevisible- un proyecto de vida en común, una idea de futuro, a veces muchos años de convivencia, de recuerdos en común.

Fases en la ruptura de pareja:

  • Negación
  • Insensibilidad
  • Tristeza
  • Miedo, angustia, culpa
  • Ira
  • Sensación de descontrol, necesidad de salir, etc
  • Nostalgia
  • Calma, necesidad de estar mejor
  • Aceptación

Hay dos opciones:

    1. Te está costando atravesar sola por alguna de las emociones típicas de cualquiera de las fases del duelo, como la tristeza.
    2. Crees que tu duelo por el proceso de ruptura no es muy normal, persisten tus pensamientos obsesivos, has entrado en círculos viciosos, crees que llevas demasiado tiempo mal.

Hay tantos tipos de ruptura como parejas en el mundo, pero sea como sea, hay una serie de pasos que se suelen dar con ayuda profesional que son los siguientes.

Pasos para superar una ruptura de pareja:

      • Claramente, mantener el mínimo contacto posible con tu ex.
      • En ocasiones, el contacto 0 no es posible, por ejemplo, si se tienen menores en común. En estos casos, busca formas alternativas, como los e-mails o alguna persona que haga de “mensajero/a”.
      • Corta la posibilidad de que te llegue información de esa persona.
      • Tómate tu tiempo a la hora de “cerrar” asuntos, especialmente si se trata de un divorcio o separación. Tomar decisiones importantes cuando todavía no sabes ni cómo te llamas, no es la mejor idea.
      • Sal del estancamiento mental del discurso negativo.
      • Cuando te sientas con más fuerzas, muévete. No significa que tengas que declararte de nuevo en el “mercado” (terrible expresión). Tan sólo, actividad, actividad, actividad. 😊
      • Valórate, quiérete, pasa tiempo de calidad contigo a solas.
      • Diseña tu propio proyecto de vida, decóralo a tu gusto.

Puedes profundizar en el tema a través de mis entradas del blog relacionadas:

-Me quiere, ¿no me quiere?

¿Necesitas hablarlo?

¡Estoy aquí para ti!

ContactaReservar cita

Añadir un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios