La importancia de la escucha interior

 

­No siempre es fácil vivir tu propia vida. ¿Nunca has sentido que vivías la vida de tu madre? ¿O de alguien cercano cuyas expectativas quisieras cumplir? Ahí fuera hay una gran cantidad de condicionantes y distracciones que te desvían de tu camino personal. De ahí la importancia de la escucha interior.

Como seres sociales, a veces nos olvidamos de nuestra propia individualidad. Olvidamos parar para escucharnos. Olvidamos subir el volumen de nuestra radio personal.

Pero diferenciar lo nuestro de lo impuesto es crucial para crecer.

“No se puede ser tan de los otros que una no sea de sí misma”

(Si tienes dudas sobre esta idea, pásate por este otro post)

¿Cuál es la importancia de la escucha interior?

­Es la base de la inteligencia emocional

La escucha interior o autoconciencia es la primera habilidad de la inteligencia emocional; sin ella no sería posible el autocontrol emocional, por ejemplo. Cuando te escuchas, recoges información muy valiosa procedente de tus emociones. Acabas anticipando tus patrones y reacciones más habituales ante ciertas situaciones de la vida.

Es un trabajo en emociones y necesidades

A menudo se dice que al escucharte encuentras tu verdad; en realidad lo que encuentras son  tus necesidades. Podemos trabajar la escucha interior de muchas maneras, pero finalmente lo que se busca es entender qué sentimos para saber qué necesitamos.

Te aporta una información valiosísima

Las emociones te informan de lo que es importante para ti: son resortes que te impulsan a actuar para cubrir esos deseos o necesidades que están siendo desatendidos. Con la escucha interna también te vuelves más consciente de tus pensamientos, sensaciones corporales, creencias o valores.

Afina tu toma de decisiones

Como te decía, cuando te escuchas lo que haces es conectar con tus necesidades. Y esto a su vez, te lleva a tomar mejores decisiones porque es más difícil entrar en conflicto contigo misma. Decides con la tranquilidad de saber que estás haciendo lo mejor para ti en ese momento concreto.

Mejora las relaciones sociales

Como consecuencia de una mejora interior, se suele dar una mejora en el exterior, ya que las personas no somos islas. Te comunicas diferente y eliges diferente; esto incluye la elección de las personas que entran a formar parte de tu entorno.

Te empodera y te hace madurar

Te vuelves más responsable de ti misma. Empoderada, te vuelves la principal satisfactora de tus necesidades y defensora de tus intereses.

Por lo mismo, dejas de depender tanto de otras personas importantes de tu círculo (padres, parejas, amistades, etc).

Es crucial para construir una vida con propósito

La suma de todas tus decisiones, grandes y pequeñas, te llevan a vivir una vida determinada. Con la escucha interior, diseñas tu propio camino para sentirte más plena.

Soledad y silencio se convierten en aliadas

Sin un mundo interior rico, la soledad y el silencio se vuelven tus enemigos. Son sinónimo de tristeza y desolación.

Es sinónimo de salud

Cuando nos desoímos, aparecen los síntomas corporales. La falta de escucha interna produce jaquecas, dolores de espalda, insomnios, entre otros.

La medicina e incluso en ocasiones la psicoterapia más tradicionales pueden llegar a centrarse únicamente en estos síntomas, cuando no son más que una consecuencia de aquello que realmente merece nuestra atención.

Las creencias se convierten en biología.

Aumenta tu amor propio

Es un proceso voluntario e intencional que te coloca en el centro. Escucharte significa que te reconoces como un ser que merece ser atendido y puesto en valor. Tu diálogo interno se modifica.

Mejora tu pensamiento crítico

Dejas de creer todo lo que te dicen los demás. Tu autoridad aumenta, por lo que tus criterios se vuelven más sólidos. No porque los demás digan que algo es gris, tiene por qué serlo.

Tu interior es tu hogar, cuídalo

Si tu interior fuera como una casita, ¿verdad que la harías confortable y la decorarías a tu gusto? ¿De qué color pintarías las paredes? ¿Qué cojines elegirías? Hay que amueblarla y hacerla cómoda y especial para querer volver a ella. ¿Sabías que los griegos llamaban al alma la sala de estar del Yo?

La lista podría seguir, pero creo que la importancia de la escucha interior ha quedado más que clara con todos estos argumentos.

¡Te leo! ¿Por qué más te parece importante escucharte?

Añadir un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios